lunes, 1 de noviembre de 2010

Diálogos memorables

GLADIATOR

Cómodo dialoga con Máximo antes de salir juntos a combatir en la arena del Coliseo.
CÓMODO- Máximo, te aclaman a ti. El General que se convirtió en esclavo, el esclavo que pasóa ser gladiador, el gladiador que desafió a un Imperio. Una historia asombrosa. Ahora el pueblo quiere saber cómo acaba la historia. Sólo se conformará con una muerte memorable, y que puede ser más glorioso que retar al mismísimo Emperador en el gran Coliseo.
MÁXOMO- ¿Lucharías conmigo?
CÓMODO- Por qué no. ¿Crees que te tengo miedo?
MÁXIMO - Creo que has tenido miedo toda tu vida.
CÓMODO- Y no como Máximo el invencible, que no conoce el temor.
MÁXIMO- Había un hombre que decía: la muerte nos sonríe a todos así que devolvámosle la sonrisa.
CÓMODO- Y dime, ¿tu amigo le sonrió a su propia muerte?
MÁXIMO- Tu debes saberlo. Ese hombre era tu padre.


COMENTARIO: He publicado este diálogo porque fue uno de los que más me impactó de la película. Cómodo, tiempo después de asesinar a su padre, mantiene este diálogo con Máximo, que ya sabe que lo asesinó, por eso le dice que su padre sonrió a su propia muerte.

OBABAKOAK: NUEVE PALABRAS EN HONOR A VILLAMEDIANA. PALABRA 3

La soledad en que vivía era atroz, y no llegué a darme del todo cuenta de ello hasta que en una ocasión le pedí un despertador.
-Mañana por la mañana tengo que ir a la ciudad, y por esto te lo pido- le comenté.
-¡Pero, cómo! ¿No tienes despertador?- me miró atónito, como si no diera crédito a lo que estaba oyendo. Le respndí que no. Que de verdad no tenía despertador.
Entró en su casa pensativo, para volver enseguida con un aparato grande y de color plateado. Poniéndomelo en la mano, me dijo casi emocionado:
-¡Amigo, cómprate un despertador! ¿No ves que hace mucha compañía?
Sentí un escalofrío. Acababa de escuchar, y de labios de quien menos lo hubiera esperado, una definición exacta de la soledad. ¿Qué era la soledad? Pues una situación en la que hasta el tictac de un reloj se convierte en compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada